Cómo bajar de peso con yoga

El yoga es un método de pérdida de peso estable y saludable, en lugar de ejercicios de fuerza regulares junto con dietas agotadoras. Al comenzar a practicar yoga, no solo puede perder kilos de más, sino también cambiar completamente su enfoque de la vida, abandonando los malos hábitos.

El yoga es un método para perder peso de forma sana y estable

Reglas básicas del yoga

Para comenzar activamente sus estudios, primero necesita conocer algunos puntos:

  • Las clases de yoga pueden reemplazar el ejercicio, pero si no puede encontrar tiempo por la mañana, puede posponerlas para la noche, por ejemplo, de 19. 00 a 20. 00 horas. Lo principal es que, si desea obtener buenos datos en el menor tiempo posible, debe practicar todos los días.
  • Con la menstruación, las niñas deben dejar de hacer ejercicio durante los primeros 3 días. Y en el futuro, continuar el programa al menos (sin retorcer y complicadas asanas). Ya al ​​final de los "días" puede volver a encarrilarse.
  • Las poses deben realizarse con la ropa más cómoda. Si para el fitness necesita con mayor frecuencia ropa ajustada, aquí puede estar absolutamente en "vuelo libre" eligiendo un chándal o cualquier prenda de punto ligera.
  • Las zapatillas deportivas y las zapatillas deportivas en yoga son inapropiadas, ya que las clases están destinadas a desarrollar los pies y sentir la fuerza de las piernas desde los dedos de los pies hasta los dedos de los pies. Entonces, hazlo descalzo en calcetines.
  • En yoga, casi no hay equipo especial para las clases. Por lo general, necesitará una alfombra o tapete de yoga, un bloque de soporte y un cinturón. Los principiantes suelen requerir estos últimos elementos.
  • Se necesitan bloques de soporte en forma de "ladrillos" hechos de madera (la mayoría de las veces) para realizar asanas complejas, para no lastimarse, y con la falta de flexibilidad de la espalda baja, "ingrese" a la asana gradualmente, primero apoyándose en los bloques y luego bajandoabajo.
  • Se requiere un cinturón cuando no es necesario estirarse y para realizar asanas con el fin de estirar suavemente los brazos y las piernas.
Reglas básicas del yoga

Yoga para adelgazar la barriga

Casi todas las mujeres sufren de estómago, o es demasiado redondo, o el sufrimiento es causado por la flacidez de la piel después del parto. Hay soluciones para todos los problemas del yoga, además, si haces ejercicio con regularidad, el resultado se notará en una semana.

Antes de hacer los ejercicios, se requiere un calentamiento para preparar el cuerpo para nuevas cargas. Cada posición debe estar fija durante al menos un minuto, realizar 2 aproximaciones.

Postura de estiramiento máximo o Uttanasana

El ejercicio ideal que trabaja específicamente para los músculos abdominales:

  1. De pie exactamente mientras inhala, levante los brazos, estire la columna y, con la exhalación, baje suavemente los pies, como si se doblara en un rectángulo.
  2. Sienta todo el cuerpo, presione (el estómago debe estar metido) y fije la posición.
  3. Para salir de la postura, inhale y levántese lentamente hasta la posición original, pero ahora con las manos hacia abajo.

Postura del barco

Un ejercicio que actúa directamente como un quemador de grasa activo en el abdomen. Además, al realizar una asana, tonificas todo el cuerpo:

  1. Siéntese en la colchoneta con las piernas dobladas a la altura de las rodillas.
  2. Respire profundamente y tire de la espalda hacia atrás, unos 60 grados. Si realiza el ejercicio por su cuenta, entonces es mejor controlarse frente a un espejo para que su espalda no se redondee durante la asana.
  3. Mientras exhala, levante las piernas del piso y estire lentamente hasta que los dedos de los pies estén al nivel de los ojos. Las manos deben estar extendidas paralelas al suelo y fijar la posición.

Postura del bastón o apoyo inferior

Asana que ayuda a activar todas las claves del cuerpo para combatir los depósitos de grasa en la zona de la cintura. Esto mejora la postura y fortalece los músculos de brazos y piernas:

  1. Acuéstese boca abajo, prepárese para apoyar con las manos.
  2. Mientras exhala, levántese lentamente, descansando sobre las palmas de las manos y los dedos de los pies. En este caso, las manos, los dedos y la palma deben sujetar firmemente su cuerpo, es decir, deben estar "presionados" contra el piso (tapete) tanto como sea posible.
  3. Corrija la posición.
  4. Sal de la asana sin problemas, no al final de tus fuerzas, pero sintiendo el trabajo significativo de la prensa. Inhale y exhale profundamente, relájese durante un par de minutos.
Postura del perro hacia abajo

Perros hacia abajo

Esta asana activa tus músculos abdominales:

  1. Párese derecho y lentamente mientras exhala, bájese con énfasis en las manos.
  2. Extiende bien los dedos, apóyate en ellos y en tus palmas, formando un triángulo en esta postura.
  3. Los músculos abdominales deben contraerse, la espalda lo más recta posible: en esta posición, hay una tensión especialmente agradable en los hombros, omóplatos y en el abdomen.
  4. Sal de la postura moviendo suavemente las palmas de las manos hacia los pies. Sube lentamente, primero formando un ángulo de 90 grados y luego regresa a la posición inicial.

Postura de langosta

Excelente "estudio" de la prensa, los músculos de la espalda, la parte posterior del muslo:

  1. Acuéstese boca abajo, estire los brazos hacia atrás y apriételos en un bloqueo (o puede mantenerlos paralelos al piso).
  2. Estire los brazos hacia atrás y las piernas hacia arriba. Los principiantes pueden usar las paredes como soporte para levantar las piernas lo más alto posible.
  3. Al realizar este ejercicio, se deben apretar las nalgas, el cuello no se esfuerza y ​​lo más importante la tensión en la prensa, espalda, brazos y piernas.
  4. En el momento de alcanzar el "apogeo" de tus capacidades, haz una pausa de un minuto y relájate, volviendo a la posición inicial.

Postura del arco

Funciona muy bien para abdominales, isquiotibiales y glúteos:

  1. Acuéstate boca abajo, relájate.
  2. Coloque las palmas de las manos alrededor de los tobillos y estírese lo más que pueda. Sienta la tensión en sus abdominales, brazos, piernas y muslos.
  3. Fije la posición durante un minuto y repita 3 veces con un descanso de 10 segundos.

Postura de la cobra

Este estiramiento es excelente después de un ciclo de asanas y para fortalecer la espalda y los abdominales. Tumbado boca abajo, levántese apoyándose en los brazos (las manos deben estar debajo de los hombros) y estírese.

En este ejercicio, es muy importante no echar demasiado la cabeza hacia atrás ni extender demasiado la zona lumbar. Debe mirar hacia arriba y sentir el estiramiento, ya que esta postura suele ser definitiva: relajante.

La posición puede fijarse de 30 segundos a 1 minuto y repetirse 3 veces con una pausa de 5 segundos.

Al hacer estos ejercicios, puede eliminar el exceso de grasa del abdomen y los costados, pero el yoga no se limita a esto, es universal, ya que casi todos los ejercicios involucran no solo los músculos abdominales, sino también las piernas, los brazos o la espalda, lo que permitelleve su cuerpo a un estado plástico y flexible.

Estire las piernas y las caderas con yoga

Cualquier mujer intenta no solo reducir el volumen en la zona del muslo, sino también combatir los problemas de la cara interna del muslo, que, sin desarrollo, muy rápidamente se vuelven flácidos, aparecen celulitis u "orejas". Las siguientes asanas de yoga resolverán estos problemas haciendo que las caderas estén tensas y elásticas.

Postura de la silla

Asana, que trabaja activamente con los músculos de las nalgas y las piernas, estirando activamente los músculos de la espalda:

  1. Junte los pies.
  2. Mientras inhala, levante los brazos y doble las palmas.
  3. Empiece a ponerse en cuclillas lentamente mientras exhala. Debe recordarse a sí mismo un resorte que se ha unido.
  4. Se estira lentamente para volver a su posición original.
Postura de la silla

No es necesario que tiemble las piernas; puede realizar el ejercicio en 30 segundos durante 3 series. Por lo tanto, contribuye en gran medida a la formación de una hermosa línea de cadera y a quemar calorías.

En yoga, lo principal es trabajar la relajación. Cuando puede respirar de manera uniforme durante un minuto durante el ejercicio, significa que sus músculos ya se están volviendo más plásticos y flexibles, ¡y pronto verá el resultado!

Postura del puente

Ideal para seguir la postura de la silla:

  1. Acuéstate en el suelo y relájate.
  2. Doble las rodillas y coloque los pies junto a la pelvis.
  3. Mientras exhala, levante la pelvis del piso de modo que las rodillas formen un ángulo de 90 grados. Las nalgas deben estar retraídas, como los músculos abdominales, y los brazos y el cuello no deben estar tensos, sosteniendo la "construcción" de los hombros y la cabeza.
  4. Bloquea la posición durante un minuto.
  5. Baja las caderas al suelo y luego las piernas.

Perros hacia abajo con elemento variable

Las asanas a menudo se complementan o son complicadas. Esta es solo una versión complicada del "perro", ya que aquí se activa el trabajo de los músculos de las piernas:

  1. Forme un "triángulo" con su cuerpo, adoptando la postura de "perro boca abajo": al exhalar, de un lado, apóyese en las manos (y no solo las palmas son el apoyo, sino también los dedos), del otro lado, en los dedos de los pies. . .
  2. Después de fijar la posición de exhalación, levante primero una pierna y luego la otra. Registre cada levantamiento de piernas durante al menos 15 segundos.

Postura del guerrero

Asana tiene muchas interpretaciones. El siguiente "bombea" todo el cuerpo y también trabaja en la cintura tanto como sea posible:

  1. Párate derecho y haz una estocada máxima en tu pierna derecha. En este caso, ambas piernas deben estar estables; debe sentir los pies y los dedos.
  2. Tan pronto como comprenda que está erguido, fije la posición y, mientras exhala, levante las manos, doblando las palmas.
  3. Estírese: el estómago debe contraerse, los músculos tensos.
  4. Al salir de la asana, baje los brazos, estire la pierna de apoyo y vuelva a la posición inicial.
Pose de guerrero

Postura de la diosa

Maximiza la belleza de tus muslos y la quema de grasa en esta área:

  1. Separe las piernas de modo que las caderas queden paralelas al suelo y las rodillas directamente por encima de los tobillos.
  2. Los brazos deben estar doblados en los codos 90 grados, y las palmas deben estar abiertas y apuntando hacia arriba.
  3. Fije la posición y sienta que la tensión de las piernas se distribuye por todo el cuerpo, el estómago se contrae.
  4. Permanezca en la postura durante 30 segundos a un minuto, luego estire las piernas y júntelas.

Postura del guerrero águila 3

Para hacer este ejercicio, necesita estabilidad en sus piernas y pies. La postura funciona bien para los músculos de las piernas y los muslos. Por lo tanto, si eres un yogui principiante, luego de ganar fuerza en los pies y los dedos de los pies, debes dominar este ejercicio, ya que es un excelente quemador de grasa:

  1. De pie sobre el tapete, inclínese hacia adelante en un ángulo de 90 grados.
  2. Trenza tus brazos juntos.
  3. Primero levante lentamente una pierna y fije la posición durante al menos 15 segundos, luego la otra pierna con fijación.
  4. Descanse 5 segundos y repita los ejercicios 2 veces más.

Alternativamente, puede utilizar una dieta para adelgazar las piernas, así como un entrenamiento de fuerza. Un enfoque tan integrado ayudará a lograr rápidamente la armonía de las piernas femeninas.

Ejercicios con Denise Austin

Denise Austin ha desarrollado un método de autor para perder peso a través del yoga, que funciona a la perfección. Y ayuda no solo a perder peso, sino también a trabajar por el resultado de rejuvenecer su cuerpo.

El programa de formación de Denise consta de 4 partes:

  1. Un conjunto de ejercicios de yoga destinados a quemar kilos de más y realizar un procedimiento de bienestar para el tracto gastrointestinal.
  2. Trabajar los músculos de las piernas, caderas y glúteos. El ejercicio reafirmará las áreas problemáticas y desplazará la celulitis.
  3. Trabajar los músculos abdominales es un área difícil y Denise usa un fitball para ser más eficaz (ver también ejercicios sobre fitball).
  4. Relajación final. Se deben consolidar todos los procesos iniciados durante el entrenamiento y dar un merecido descanso a la musculatura.

Combinar el yoga de fuerza con ejercicios físicos es una opción ganadora para perder peso rápidamente y mantener su cuerpo en buena forma. Es necesario realizar este entrenamiento 3 veces por semana para mantener el "efecto", y para combatir activamente los kilos de más, puede aumentar su número y hacerlo cada dos días.

Un programa de pérdida de peso de este tipo toma una hora de su tiempo, y acertar con precisión las asanas corrige la figura y la lleva a la perfección en el menor tiempo posible.

El yoga no es solo una forma de relajación y aceptación de uno mismo, es una oportunidad para mantener tu cuerpo en su forma original, sin recurrir a equipos de entrenamiento físico adicionales. Asignando 30-60 minutos todos los días, en casa, puede garantizarse la forma perfecta.